¡Los bancos centrales NO tienen la solución!

¡Los bancos centrales NO tienen la solución!

Los últimos datos macro que están saliendo a la palestra, nos enseñan claramente del enorme fracaso de las políticas monetarias expansivas de la FED y de sus secuaces, el BCE y el BOJ. Es cierto que hay muchos defensores del club de la impresora, que defienden los datos, como la consecuencia que justifica la malversación de fondos públicos. Sin embargo, el problema va mucho más allá de lo que nos quieren hacer creer. 

Vayamos por partes… 


En primer lugar, soy un acérrimo defensor de la libertad y del poder que tiene el ser humano de dar respuesta a sus problemas, en forma de solución. La evolución de la historia de las civilizaciones, nos explica de qué manera hemos construido nuestra sociedad, mediante la transmisión del conocimiento a lo largo de las generaciones, con la particularidad, de utilizar el ingenio o la creatividad empresarial (innovación), para dar respuesta a nuestros problemas. El fuego, la rueda, la estabulación, la agricultura, las presas, los puentes, los túneles, el alambre de espino, las carreteras, el sistema de cloacas, los ascensores, el acero, las ciudades verticales, internet,… también la creatividad empresarial dio paso al conocimiento, a la compilación de la cultura como forma de entender el mundo y de relacionarnos en sociedad y de crear el Estado de derecho. Sin embargo, si bien es cierto que las leyes son la antesala del Estado de derecho, el gran error del ser humano, ha sido dejar en manos de otro las tareas de gran responsabilidad, mediante el autoritarismo, en forma de poder. Las épocas en las que la civilización ha vivido más estancada, ha sido precisamente, en las épocas donde el incentivo ha carecido por su ausencia; el socialismo y el feudalismo, entre otros ismos. Emprender parte de la acción, que como humanos necesitamos para dar solución a un problema, mediante un proceso de tareas, que conocemos como empresa. Nuestra empresa es en estos momentos leer este artículo, que hemos emprendido, con la intención de explicar mi opinión a todos ustedes. Toda acción consiste en una empresa y toda empresa precisa un incentivo. 

La economía lo ha cumplido de tal manera, que a veces confundimos la palabra empresa, con una persona jurídica y emprender, con un significado meramente de negocios. No en vano, la evolución de nuestra especie, nos ha llevado a un sistema de intercambio monetario, en el que somos capaces de dar solución a nuestros problemas, mediante la producción de bienes y servicios de consumo, para mejorar el bienestar de los diferentes agentes económicos. Lo bueno del sistema económico del libre mercado, es la capacidad de autoregularse, es decir, que en los ciclos económicos expansivos, la agresividad en la concesión del crédito, permite la creación de burbujas y que en épocas de crisis, los mercados sean la economía, mediante la destrucción de los proyectos de inversión inviables. Todos deberíamos jugar con las mismas reglas, pero las reglas se alteran en el momento que se le asignan excesivas atribuciones a uno de los agentes económicos. Es el intervencionismo de los bancos centrales, lo que está evitando el saneamiento verdadero de nuestra economía. 

El proceso viene de lejos y le podemos dar origen en 1994, momento en el que el banco central americano, decide rescatar a México, para defender a sus fondos de inversión. De México en 1994, a la crisis de los tigres asiáticos en 1997, a la del LTCM en 1998 y de las .com en el 2000. El vicio es ya incorregible y la bola de nieve, ha pasado de algunos billones de USD, a varios trillones de USD. Los estados se enriquecieron mediante el cobro de los impuestos provocados por una economía irreal, sujetada por enormes deudas, originadas por la inflación monetaria de los bancos centrales. Evidentemente el capital imprimido por parte delos bancos centrales, destruye claramente la visión del ahorrados, puesto que imprimir dinero, destruye el valor del acreedor, versus el deudor. El Estado es el gran culpable de la crisis, al permitir a los bancos centrales el intervencionismo y claro, tomar decisiones antisociales es muy complejo. El Estado ha utilizado de manera incorrecta los recursos de los contribuyentes, con inversiones absurdas que como estamos viendo, tenían un claro destino, las comisiones ilícitas y la corrupción. 

Hoy en día, los bancos centrales vestidos de heroes, nos explican con argumentos que nadie entiende, de qué manera pueden arreglar la situación. Sin embargo, lo que no se nos dice, es la gran barbaridad que está sucediendo. El Banco central está participado por los estados miembro, que participan en el BCE mediante aportaciones monetarias (dinero del contribuyente). El Banco Central imprime dinero, lo apunta en su balance en su pasivo y lo convierte en efectivo, que utiliza para comprar deuda en el mercado. Limpia a la banca de deuda, a cambio de dinero. El estado normaliza su coste de financiación y aquí no pasa nada. ¿Pero a cargo de quien corre la factura? A cargo del Estado del bienestar, es decir, de los contribuyentes. Dicho claro y conciso, el BCE compra deuda pública del estado, utilizada para realizar inversiones absurdas, con el dinero de los contribuyentes. Nosotros mismos nos estamos convirtiendo en los principales acreedores del Estado y el Estado se encarga de combatir la deflación, para perjudicarnos elevado al cuadrado. Como les decía, la economía se autoregula mediante el saneamiento eficiente de los diferentes agentes económicos. La situación económica actual es la deflación y claro, los estados nos mienten al decirnos que  se tiene que evitar a toda costa. En esencia es una gran farsa, injustificada y que carece absolutamente de sentido. El proceso de deflación debería de seguir su curso, para poder sanear de manera real la economía. Los agentes endeudados (principalmente por excesos cometidos en la etapa de la burbuja), verían penalizadas sus conductas, con un incremento nominal de de su endeudamiento, provocado por la deflación. Por otro lado, los agentes económicos responsables, que ahorraron en la etapa de la burbuja, ahora serían premiados por el ciclo económico, con fuertes revalorizaciones de su poder adquisitivo, debido a la caída de los precios. 

Aquí está la madre del cordero, el agente económico más endeudado es el Estado, luego es normal que haga uso o mejor dicho, abuso de poder, para combatir a toda costa sus intereses, como si fueran los nuestros. Por supuesto también es perjudicial, para promotores y empresas que se han excedido en el endeudamiento, para tener beneficios multimillonarios en la época de la burbuja y poderlos enviar a Panamá, Suiza o Luxemburgo. ¿No creen que es más lógico premiar a los que han acertado económicamente durante la etapa de la burbuja? Es decir, que la economía en su uso de la libertad, defienda delante de la sociedad, que vivir por encima de nuestras posibilidades es un error. Que la vida consiste en ahorrar y trabajar y disfrutar de las cosas simples y la paciencia es virtud. Pero en sus conductas, los estados favorecen al deudor versus el acreedor, al especulador versus el ahorrador y a la codicia versus la humildad. Puestos a plantear absurdidades, ¿no sería más lógico que alguien con poder de medios y ejecutivos, nos explicara las cosas así? Quizás entonces, al menos esta es mi opinión, podríamos plantearnos abiertamente apechugar todos por el bien común. Es decir, en lugar de limpiar de deuda a la banca comercial y a partir de las próximas semanas, a las grandes multinacionales de Europa; dar una segunda oportunidad a aquellos emprendedores que se han endeudado, asumiendo un riesgo, para emprender proyectos de inversión, que no han sido viables por las consecuencias de la crisis. Es decir, comprar aquellos ICOS a los emprendedores que demuestren haber gastado el crédito en la creación de puestos de trabajo. Creo que sería todo un logro que como sociedad, diéramos ejemplo de madurez y entendiéramos que sea la libertad y el incentivo sea lo que lleva a la acción y nos saque de la crisis, con un modelo económico más eficiente y sostenible. Puesto que no creo que sea complejo entender, que quien nos sacará de la crisis de manera definitiva, no será ni el BCE, ni la FED, ni el BOJ con su arrogancia ni los estados con sus absurdas decisiones de gasto y ahora de ahorro. Quien nos sacará de la crisis es la libertad, la voluntad de salir de ella, el incentivo y porqué no decirlo, las PYMES o el tejido de pequeñas y medianas empresas, que al fin y al cabo, es la propia sociedad, haciendo uso de su libertad.

Amplitud de Mercado 17/04/2016. " Llego la hora "
Vuelta a la incertidumbre. Amplitud de mercado. 23...

Artículos relacionados

Foros más activos

Trading desde la Piscina
Dani
Nuevo
2 Hits
0 Votes
11 Replies
Posted on Jueves, Marzo 03 2016, 11:17 PM
SP500: Ficción o realidad
Joan Jou
Junior
0 Hits
0 Votes
6 Replies
Posted on Viernes, Abril 01 2016, 08:03 PM
¿Tendremos cierre de Gap de la zona de 9500 en el Ibex?
1 Hits
0 Votes
6 Replies
Posted on Miércoles, Marzo 23 2016, 03:00 PM

Calendario de artículos

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Histórico de artículos