¿Qué Compañías españolas crees que son opables?

 

La actividad de movimientos corporativos u operaciones de M&A, suele darse en la parte alta de un ciclo económico alcista, debido al exceso de liquidez existente. Las compañías sobradas de liquidez buscan oportunidades para diversificar sus negocios o bien crecer comprando competidoras.

¿Qué tiene que tener una compañía para ser opable?

Las compañías candidatas a lanzar una OPA, suelen ser grandes compañías o grupos de inversores constituidos por fondos de capital riesgo. Las OPAS suelen ser parciales y totales y se suelen comprar compañías con sentido estratégico o bien compañías con caja neta, poca deuda y negocios consolidados que generen mucho cash flow. Otro tipo de OPA, es aquella que es liderada por parte de “fondos buitre”. Tratan de comprar excelentes compañías con problemas, aprovechando sus bajos precios y las malas condiciones macroeconómicas de un país con una delicada situación económica.

 El precio pagado por una compañía determina la tasa de rentabilidad, y entrar al calor de una OPA no es nunca un sinónimo de garantía. Por ejemplo, podemos recordar los casos de NHH, Unión Fenosa o Bankinter. Operaciones desastrosas en las que Hesperia, Gas Natural y Credit Agricole, pagaron a precio de oro sus OPAs parciales o totales sin olvidarnos de estúpidas guerras que rozan lo absurdo como las de Sogecable o la más reciente de Metrovacesa.

¿invertirías en alguna al calor de los rumores de OPA?

 En el mundo profesional, una de las estrategias que podemos realizar en una OPA, es una estrategia Even Driven, conocida como Risk Arbitrage. Esta estrategia consiste en comprar acciones de la sociedad comprada y vender al descubierto acciones de la empresa compradora. La oportunidad radica en el hecho de que la empresa compradora tendrá que pagar una prima sobre la compañía comprada y el desembolso, producirá posibles caídas en la compañía compradora. El riesgo de esta estrategia es que la oferta pública de adquisición fracase como consecuencia de un veto regulador o de la no aceptación por parte de los accionistas de la compañía.

 Otra estrategia menos arriesgada es el Spread Arbitrage, que consiste en buscar la diferencia entre el precio pagado por una compañía comprada y su precio de cotización. Habitualmente el mercado da un pequeño margen porcentual entre el precio pagado y el precio de cotización, debido a posibles complicaciones en la operación. Es una estrategia que históricamente ha dado rentabilidades entre un 3-7% y que fueron muy apetecibles en casos como Altadis o la más reciente compra de Talecris por parte de Grifols.

A CAPITAL RV SICAV

Zona Premium

Próximos eventos de análisis

Regístrate Gratis

Breaking The News, Webcasting de análisis en directo!

Quien está en línea

Hay 16 invitados y 11 miembros en línea