“La acción no debe ser una reacción sino una creación”.Mao Tse-Tung

He de reconocer, que como economista me inquieta sobremanera la situación macroeconómica global que atravesamos actualmente. Como sabemos, la economía mundial continúa registrando un crecimiento débil y vulnerable a las verdaderas presiones deflacionistas, en las que se ha sumido la economía global.Hoy más que nunca ello nos ocupa, pero la inquietud de los inversores se ha disparadodrásticamente ante la inminencia de un mayor apoyo monetario, esta vez proveniente del BCE de la mano de las “tan esperadas” políticas monetarias expansivas no convencionales que se han instaurado este mes de marzo en el mercado, y que parece no a todos convencen. Pero en el mercado, es absolutamente fundamental ser pacientes y asumir las realidades a las que se somete el propio libre mercado, puesto que como decía, si bien es cierto que en Blackbird estamos inquietos respecto a la economía global, lo cierto es que los mercados europeos se han disparado un 20% en Europa, demostrando una vez más que a Mr. Market solamente le importa la liquidez, lo que me parece lógico, puesto que al fin y al cabo el mercado es eso, un mercado y la disposición monetaria implica una mayor demanda de activos, lo que es el principal catalizador de las subidas bursátiles, que lógicamente hemos vivido durante este arranque de año.

Si hay algo que desde nuestra casa tenemos claro es que el sobreendeudamiento global obstaculiza la recuperación de la inversión privada, así como cualquier medida de reactivación de las cuentas públicas. A su vez, el escaso nivel de crecimiento derivado de esta situación, impide que dichoelevado endeudamiento disminuya, como es evidente.

 

Desde Blackbird, nuestro análisis de las tendencias primarias de la economía mundial reafirma nuestro tema de inversión de que la evolución de los mercados sigue viéndose condicionada por el crecimiento anémico de la economía, las bajas rentabilidades de los activos libres de riesgo en un entorno de absoluta falta de liderazgo político, incapaz de acometer con decisión las reformas necesarias que necesita la economía para producir la tan ansiada y deseada inflación en el 2%. Estas carencias encuentran su antónimo en la abundancia de endeudamiento y liquidez, como contraataque de los bancos centrales y bajo la peligrosa sombra del Margin Debt, una vez más el verdadero punto de descontrol que debemos controlar, puesto que una subida en los tipos de interés por parte de la FED de manera desordenada, podría provocar la rotación de activos bajo el amparo del yield spread, que podría detonar si no se sabe controlar en un peligroso daño colateral, sobre la ejecución masiva de créditos sobre la bolsa -Margin Debt-, que en caso de no saberlo prever, podría derivar en una auténtica carnicería bursátil. Este diagnóstico nos invita a seguir sobreponderando nuestra exposición a la renta variable europea. 

Pero no todo es negativo, consideramos que la economía de la zona euro se beneficiará durante 2.015 de la depreciación del euro, la caída de los precios de la energíaunos costes financieros más bajos, unas mejores condiciones de refinanciación para las compañías más endeudadas y un ajuste presupuestario más permisivo con las cuentas públicas.Es difícil prever un crecimiento superior al 1,5% a pesar de todo, lo que no permitirá reducir el endeudamiento general ni por lo tanto, acelerar el crecimiento latente que existe en Europa. Debemos tener en cuenta que la debilidad del euro beneficiará especialmente a la zona euroen sus exportaciones, lo que reforzará al mismo tiempo, las divergencias en las trayectorias económicas en dicha zona.

Esta semana más que nunca hemos podido comprobar que en Estados Unidos, es palpable la incomodidad de la FED, que se prepara para endurecer su política monetaria en un momento en el que el resto del mundo aplica medidas de estímulo. Un aumento de los tipos de interés, de manera sobrevenida sería un error, lo que creemos que habría que revertir, ya que la economía estadounidense registraría de nuevo indicios de debilidad, lo que provocaría dudassobre la credibilidad del control monetario de Janet Yellen, con el importante riesgo que subyace en los índices de Renta Variable, como consecuencia del ingente nivel de Margin Debt, cercano a los 500 billones de USD de margen sobre compras apalancadas, ¡nada menos!

mercados

Esta gran divergencia entre las principales economías desarrolladas, tiene su colofón con las economías asiáticas, puesto que la globalización ha provocado que el crecimiento de Europa y USA se vea claramente condicionado por el crecimiento mundial, y que intentar propiciar una recuperación meramente devaluando la divisa podría tener connotaciones contraproducentes en las balanzas fiscales, como hemos visto en Japón. El crecimiento de China y Japón siguen siendo especialmente bajos, por lo que una drástica caída del euro, provocada por las políticas monetarias no convencionales del BCE, representaría una manera de exportar las presiones deflacionistas de la zona del euro a expensas del crecimiento mundial. Por lo tanto, si bien es cierto que no puedo negar que las medidas monetarias no convencionales son eficaces, podemos afirmar que no son eficientes y que de alguna manera, podría quedar todo en agua de borrajas si los principales líderes políticos de la zona euro no acometen de manera decidida un conjunto de reformas económicas estructurales, basadas en la liberalización económica que sienten la base de un crecimiento sostenido, global y real, basado en el ahorro y la inversión en proyectos de creatividad empresarial y no fomentando la huida del crédito hacia los mercados especulativos.

Adoro la economía, pero no nos engañemos, al final mi pasión son los mercados ante todo, plantear hipótesis, temas de inversión y operarlos. En el corto plazo, el mercado de valores es fascinante y muy engañoso. A muy largo plazo, puede ser predecible y fiable, casi hasta el punto de provocar aburrimiento, ¿no creen? Entender la grandísima diferencia entre Valor y Mercado es esencial para la comprensión realista del mercado de valores y de nosotros mismos como inversores, lo que nos permite asignar de manera racional nuestros activos, sabiendo que mientras haya momento el mercado no querrá valor, pero que en el largo plazo, no nos engañemos, no se vive del momento y sí del valor. Así que seguiremos con nuestra idea de estar largos sobre Renta Variable europea y esperando con la idea de ir desadvirtiendo las pocas posiciones alcistas que todavía nos quedan en Renta Variable americana. Los riesgos subyacen del mercado y las divergencias denotan la clara presión que los mercados acometen sobre la FED, puesto que si antaño el terror partía del temido “Tapering” hoy está claro que cualquier movimiento de fichas de manera inadecuada respecto a las políticas monetarias convencionales, es decir, subida de tipos de interés, podría provocar una reacción en cadena, que tal vez a día de hoy sea un tanto difícil de comprender. ¿no les parece?

A CAPITAL RV SICAV

Zona Premium

Próximos eventos de análisis

Regístrate Gratis

Breaking The News, Webcasting de análisis en directo!

Quien está en línea

Hay 36 invitados y 10 miembros en línea