La definición de la escala temporal

Por todos es conocido que la inversión bursátil hay que enfocarla a largo plazo. Pero, ¿cómo hacer la operativa de forma más estructurada?

El análisis técnico o el análisis económico son sin duda factores que se deben tener en cuenta a la hora de hacer trading, pero sin lugar a duda, lo más importante en el trading es la gestión de riesgo, el ser capaces de elaborar un plan consistente y a futuro controlando el riesgo es fundamental a la hora de elaborar una cartera y seleccionar valores. El mantra en el mercado será “dejar correr las ganancias y cortar las pérdidas”. Una vez se tenga esto claro, será necesario llevarlo a cabo mediante un sistema que nos automatice las operaciones, mitigando así la discrecionalidad del trader.
El operador de bolsa es un estratega que tiene que lidiar con la probabilidad. Tener una ventaja estadística es el propósito, puesto que sabemos que no necesitamos acertar todas las operaciones para ser rentables, más bien necesitamos como comentábamos antes, dejar correr las tendencias y cortar las pérdidas. Entender esta frase tan simple dentro de su complejidad es elemental si queremos ser rentables y aplicar correctamente las reglas en un Plan de Trading que no solamente nos ayudará a entender mejor lo que hacemos, sino que nos dotará de mecanismos necesarios para ser disciplinados, centrándonos en la posición y alejándonos de los salpullidos que dan los precios y que sesgan nuestra capacidad de raciocinio.
Es importante, a la hora de analizar un valor o activo financiero a través del análisis técnico, tener claro un enfoque amplio de mercado, dónde las tendencias primarias a largo plazo nos proporcionen una visión mucho más amplia de los movimientos del mercado, de otro modo, reducimos nuestra información a periodos mucho más breves, lo que sesgará nuestra opinión.

Las bolsas europeas se mantienen firmes en la tendencia, a pesar de la corrección que hemos vivido en las últimas semanas

Realmente, no es tan importante la selección de la escala temporal a la hora de realizar un análisis, en este caso cobra mayor importancia la compresión del mercado, el ser capaces de entender los movimientos en función de la escala temporal ya que teniendo esto claro, seremos capaces de adaptar nuestra inversión a los movimientos de mercado.
Tomar posiciones en consecuencia con la tendencia de mercado, nos dará una ventaja, aunque el problema aparece cuando compramos en correcciones de mercado. Los procesos correctivos, forman parte de los movimientos del mercado, es por ello por lo que habrá que preguntarse en todo momento en qué fase de la tendencia estamos. Etapa inicial, de continuación o etapas de agotamiento o correcciones. Estas correcciones de mercado son del todo necesarias para que continue la tendencia de fondo, la tendencia primaria, ya que es una forma de normalizar la subida del mercado. Esto significa que el precio nos dará momentos de entrada cuanto se realicen estas correcciones de continuación de tendencia en el mercado.
Ante estas correcciones, movidas por la volatilidad de mercado, nuestros márgenes de seguridad y Stop Loss tendrán que ser más amplios, ya que el mercado se encuentra en momentos de incertidumbre dónde prima la volatilidad y aumenta el riesgo, es por ello, que ante caídas del 40% será necesario posicionar el stop con un margen mayor, ya que durante los siguientes días de cotización el valor se moverá de manera drástica y podría sacarnos del valor con anterioridad a nuestro objetivo.
En conclusión, a la hora de analizar una acción, será importante determinar las tendencias que subyace a diferentes escalas temporales, gracias a esto, seremos capaces de entender los movimientos del mercado. Todo esto nos ayudará a establecer niveles de Stop Loss y entradas.

 

Blackbird Research
marketing@blackbird.es
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.