iShares China CNY Bond UCITS ETF

 

Hoy desde Blackbird, analizamos el nuevo fondo chino debido a las expectativas de esta economía y a la decadencia del mercado de deuda europeo.
El iShares China CNY Bond UCITS ETF tiene alrededor de 12.140 millones de dólares bajo gestión. La ventaja de invertir en China, pasa por la disciplina fiscal y monetaria llevada a cabo en este país, ya que la fiscalidad es mucho más ortodoxa que, en Europa, por ejemplo. Por otro lado, nos gusta destacar, la gestión de la pandemia realizada por el gobierno asiático, mucho más eficiente y restrictiva que en países europeos o en Estados Unidos mismamente.
Todo esto, se puede ver reflejado en los fondos dedicados al mercado monetario, en este tipo de activos, tal y como se encuentra el mercado debido a las emisiones de liquidez de los diferentes bancos centrales, las rentabilidades son negativas, por lo que estos fondos, compran simplemente por temas regulatorios.
Además de lo comentado, a nivel de crecimiento la economía China está muy preparada en ese sentido, si nos encontrásemos con otra crisis financiera en los próximos años, China tiene cierto margen de maniobra para poder solventarla y del mismo modo mantener en cierto sentido el crecimiento económico que viene evolucionando desde hace décadas. En contraprestación a este entorno, nos encontramos los problemas de las economías europeas, o de la economía norteamericana, que como comentábamos con anterioridad, en caso de que el mercado pierda la fuerza alcista y se empiecen a reducir las emisiones de liquidez, el margen de maniobra se va a ver reflejado en la subida de precios de consumo.

El Fondo pretende replicar la rentabilidad de un índice compuesto por bonos del tesoro con un interés fijo emitidos por el Ministerio de Economía de la RPC e instrumentos de deuda emitidos por bancos públicos chinos.

Desde Blackbird estamos muy cómodos invirtiendo en China, básicamente porque es una economía autosuficiente, su demanda interna es muy elevada y por la devaluación de las divisas europeas e incluso el dólar con la divisa asiática. Si nos centramos en las rentabilidades, el bono chino, pagará más que los actuales bonos europeos o americanos, concretamente un 2,70% más que los mencionados, esto se debe a las diferentes políticas monetarias de los diversos países.
No debemos dejar de lado, el comienzo de las grandes compañías por invertir en el mercado chino, como ejemplo, tenemos a las grandes compañías de bolsas como Standard & Poor´s que a medida que avanza el mercado, van incorporando dichos bonos a sus carteras teniendo mayor exposición a un mercado en plena expansión.
Invirtiendo en este tipo de fondos, buscamos una “huida” de la renta fija europea contaminada por las emisiones constantes de liquidez del BCE, e incluso de la renta fija norteamericana.
En conclusión, lo que buscamos con este tipo de fondos, es la diversificación geográfica en el mercado monetario y la Renta Fija, ya que las rentabilidades negativas que ofrecen actualmente los mercados europeos y norteamericano (aunque sea considerada más segura) debido a la expansión monetaria no son suficientes para generarle valor al inversor.
Recomendamos que el lector, vea con detenimiento el video adjunto a continuación, ya que se explica de forma exhaustiva lo comentado en este pequeño resumen.

Blackbird Research
marketing@blackbird.es
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.