La política es un elemento menor a la hora de decidir en qué invertimos a largo plazo. Por supuesto que el marco fiscal y regulatorio es importante, puesto que una parte importante del beneficio neto son los impuestos y a veces las subvenciones, en sentido positivo. Obviamente, cuando estas condiciones son favorables la economía suele tener mayor crecimiento y favorece la generación de los beneficios.

Desde Blackbird consideramos que el sector ha empezado a poner en valor la retirada de las penalizaciones, las cuales suponen alrededor de 4.500MM€ en beneficios añadidos, para las próximas cuentas de resultados. Esta incertidumbre debería cotizarse sustancialmente por encima de las cotizaciones actuales, en Blackbird creemos que la banca debería cotizar en torno a su valor contable, que implica volver a los máximos de 2017, lo que supone cotizar con un potencial de revalorización de entre el 35 y el 40%.
Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.