La semana no ha aportado grandes cosas. El S&P500 total return intenta situarse más allá de una recuperación del 61,8/66% del movimiento bajista de 2002. Lograrlo, en principio, rubricaría la idea de un mercado que se dirige a sus altos históricos nuevamente; circunstancia que establecí como escenario a considerar dentro de una gran recuperación, posiblemente temporal, en octubre de 2022.

Semana de mucho movimiento pero pocos cambios técnicos, con la manida cuestión del acuerdo sobre el techo de deuda que se dirime en Estaos Unidos, a todas horas sobre la mesa. Entre tanto, el Nasdaq voló como un poseso y las bolsas europeas ponían a prueba sus primeros soportes para reaccionar positivamente sobre éstos, que ahora ya pueden ser considerados como muy relevantes para el proceso que viene desde los mínimos de marzo de 2023 y, eventualmente, para el alza que arrancaba en octubre de 2022. Lo mismo podría decirse de los mínimos de la semana pasada en lo que al S&P500 se refiere.

La semana pasada ponía sobre la mesa el buen tono del Nasdaq. Esta semana su descomunal rally tuvo la compañía de las bolsas europeas. Todo ello tiene en el NIkkei un leal compañero en los últimos tiempos.  El índice nipón, como algunas referencias europeas, se mueve claramente por encima de los máximos de 2021. Máximos históricos total return.

Mantiene el mercado su lateralidad, con cierto perfil bajista en referencias como el Russell2000, el NYSE o los promedios Dow Jones de Industrial y Transporte, y un buen tono en el Nasdaq, que dentro de la lateralidad general que expresa el SP500 intenta moverse al alza, impulsado por sus pesos pesados.

Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.

Abrir chat
💬 ¿Necesita ayuda?
Hola 👋
¿Te podemos ayudar?